ARTES DE PESCA FANTASMA Y SU IMPACTO

ARTES DE PESCA FANTASMA

Los "artes de pesca fantasma" son todos los artes de pesca desechados, perdidos o abandonados en el medio marino. Relacionado con la pesca ilegal, no regulada o no declarada (IUU), y con el uso de artes de pesca de mala calidad, la pesca fantasma suele estar compuesta por plásticos que duran cientos de años, a la deriva durante largos periodos en mar abierto. Además de ser un peligro para los navegantes y buceadores, enredan a mamíferos marinos, tiburones, tortugas y aves marinas. También pueden transportar compuestos tóxicos persistentes y especies invasoras. Hay muchos tipos de artefactos fantasma.

under water net clean up 1.jpg
 
Save The Med_James Cooke-11.jpg

FAD FANTASMA 

La mayoría de los artefactos de pesca fantasma que recuperamos eran "dispositivos de agregación de peces" rudimentarios, conocidos como FADs - por sus siglas en inglés. Estos pueden ser tan simples como varias botellas de plástico atadas a una masa de hilo y cuerda. Teniendo en cuenta las corrientes oceánicas, sabemos que estos FADs permanecerán a la deriva en esta área del Mediterráneo durante varios años.

Estimamos que en 2019 había más de 40.000 FADs fantasma presentes en el suroeste del Mediterráneo. En 2020, en solo 6 semanas de navegación, encontramos 68 FAD fantasma en las aguas del Parque Nacional de Cabrera. Estos FAD son trampas mortales para las tortugas bobas, que tienden a encontrarse en zonas con las mismas características oceanográficas que transportan y agregan estos FADs a la deriva.

 

FAD FIJOS

En las Islas Baleares, Sicilia, Malta y Túnez es común usar FADs anclados para la pesca de la llampuga (Coryphaena hippurus REMEMBER THE ITALICS), una de las pesquerías más antiguas del Mediterráneo. El uso de hilos de plástico de baja calidad hace que los FADs se suelten. Los ovillos que se forman con el hilo de plástico terminan atrapando tortugas marinas y otras especies, en superficie o en el fondo.

1-IMG_0092.JPG
 
IMG_2006.JPG

FAD FANTASMA A LA DERIVA

En el océano abierto, la flota pesquera de atún tropical despliega decenas de miles de FAD cada año en los océanos Índico, Pacífico y Atlántico y suponen la forma más devastadora de pesca fantasma con FAD.

 

En algunos casos se han hecho avances en el desarrollo de los FAD usando mejores materiales para reducir el riesgo de enredo, así como la integración de "boyas inteligentes" que permiten al barco pesquero monitorear y rastrear sus FAD, haciéndolos mas eficientes y selectivos. Estas "boyas inteligentes" también permiten facilitar el "rescate" de los FAD perdidos antes de causar daños en los arrecifes.

REDES DE DERIVA ILEGALES

Italia y Francia introdujeron las redes de deriva en el Mediterráneo en la década de 1980 para la pesca del pez espada y el atún.

En pocos años, la pesquería había agotado las poblaciones de peces y afectado a especies vulnerables como los cachalotes. En 1987, cuando aparecieron las primeras redes de deriva en España, la flota palangrera española se unió a Greenpeace para bloquear el puerto de Cartagena y forzar al gobierno a prohibir las redes de deriva. Las redes de deriva pelágicas fueron prohibidas en 2001, pero algunas flotas han seguido usándolas.

 

En 2003, un estudio presentó el número de animales muertos a causa de esta pesquería en la reunión de ICCAT en Reikiavik, sumando decenas de miles de tiburones y miles de cetáceos y tortugas marinas. Como resultado, Estados Unidos y la UE invirtieron 15.000.000 de euros para reconvertir esta flota. En 2013, el programa de reconversión parecía tener éxito, pero en 2014 las redes aparecieron nuevamente en Argelia. Nadie decía nada al respecto, la UE importaba la captura ilegal, y en 2015 todavía había más de 1.000 embarcaciones que usaban estas redes.

 

P9230117.JPG
 
 
Screenshot 2020-08-31 at 22.07.24.png

PALANGRES DE SUPERFICIE

Los palangres que se sueltan a la deriva son una de las mayores amenazas para la fauna marina. Los palangres normalmente están hechos de un filamento prácticamente invisible y un hilo que puede tener entre 1 y 100 km de largo. La línea principal se mantiene flotando con las boyas, y las líneas verticales caen hacia abajo con anzuelos cebados para atraer varias especies de peces. Cada año se arrojan más de 100 millones de estos anzuelos al mar.

 

Desafortunadamente, estos palangres tienen una alta tasa de captura secundaria, es decir que pescan una gran cantidad de especies no previstas, que incluye tortugas marinas y delfines, entre otros. Los palangres son, sin duda, responsables de la gran disminución en el número de tiburones.